viernes, 23 de diciembre de 2011

El Gran Invitado...

El gran invitado...Sólo unas rápidas palabras para desearles a todos ustedes que, en esta ocasión, se siente a su mesa ese Gran Invitado a quien festejamos en día tan especial.

Bien lo sabemos, él no vendrá para admirar nuestros esmerados atavíos de fiesta, ni la elegante y reluciente cuchillería o cristalería sobre la mesa… Tampoco se fijará en lo exótico o bien preparado de los platillos, ni echará ojo alguno al brillo, tamaño o esplendor de los regalos bajo el árbol navideño.

Nuestro invitado es mucho más grande…y sencillo que eso. Su riqueza es tan especial que sólo se advierte con el corazón. Le duele, sí que lleguemos a esa mesa guardando rencores y resentimientos por los agravios recibidos de algún hermano. Que no olvidemos. Que no perdonemos. Que la crítica sea aún nuestra constante compañera. Que la necesidad y el dolor ajeno, nos resulten a veces indiferentes...

Que sigamos dando tanta importancia aún al dinero que ganamos… ¡o que no ganamos! A los lujos que ostenta el vecino. A los ceros a la derecha que pueda tener nuestra Cuenta Bancaria. A los viajes que realizamos en el año a esos países tan lejanos y exóticos, cuando no viajamos más a menudo a nuestro rico mundo interior... ¡eso es lo que más le duele!

Esta Navidad, de verdad, si queremos que él venga y se siente en nuestra mesa, necesitamos dejar tras la puerta de entrada toda sombra o penuria que nos impida ver que somos sus hermanos y que, para merecer que él venga a nuestro lado, nos es preciso limpiar nuestra "casa" por dentro, de manera que no importen las viandas ni los confites... porque el mejor “aderezo” en esa cena serán la buena voluntad, el perdón y el sincero amor que podamos sentir y expresar a todos y cada uno de nuestros seres queridos... ¡y a todo ser viviente sobre esta Tierra!

Feliz Navidad a todos… ¡y que Jesús venga felizmente a sentarse en su Mesa!
Será su mejor Regalo de Navidad...

Un abrazo luminoso, y mis mejores deseos para todos ustedes.
Elvira G.

2 comentarios:

Luz del Alma dijo...

Gracias Elvira!
FELICIDADES Y LO MEJOR!
Gracias por Ser parte del Camino.
Abrazo de luz muy fuerte, Mirta

Elvira G. dijo...

Mirta, qué gusto verte y leerte por aquí!

Un excelente año y que siga feliz y venturoso tu proceso hacia la Luz.

Un abrazo!, Hermana del sendero...

Elvira...