domingo, 18 de abril de 2010

Sigue tu camino...

Sigue tu camino Esa fue la escueta respuesta del maestro: “sigue tu camino”. ¿Cuál camino? –interrogó el discípulo.

El que has llevado hasta ahora, -respondió el viejo. Recto o intrincado, llano o tortuoso, tú vas trazando tu propio sendero. ¿Pero, hacia dónde me lleva? -preguntó nuevamente el principiante del trayecto.

Te conduce hacia tu propia verdad, -respondió el maestro. A veces nos comparamos. Pensamos que nuestra travesía es insulsa, monótona, que aparentemente no nos conduce a nada trascendente. Necesitas estar alerta. A pesar de la aparente calma, el cambio se está gestando en tu interior. No olvides, igualmente, que para que haya actividad interna, es preciso acudir a la calma exterior.

Esa actividad interna, por determinante que pueda ser para tu vida, no necesariamente se manifiesta súbitamente como una explosión. A veces el cambio surge muy sutilmente, como una iluminación que revelará que ha sido asimilada, sólo tiempo más tarde, cuando alguna experiencia o situación haga que se dispare ese aprendizaje, en ese preciso momento.

Lo sabes perfecto. Ocupamos un cuerpo físico que nos fue prestado para transitar por este mundo. Pero solemos olvidar que no somos ese vehículo. Que somos tan sólo el adormilado conductor del verdadero personaje que llevamos dentro, y al cual pasamos años ignorándolo. No es sino hasta que comenzamos a reparar en él, cuando comenzamos a comprender el objetivo de todo este peregrinar.

Hemos andado, errabundos, ya por muchos parajes. Durante muchas vidas. Durante muchas “salidas a escena”. Vistiendo diversos ropajes. Actuando en diversos escenarios… Tanto hemos andado, que lo hemos olvidado. Pero podemos abrir las ventanas de la memoria. Con disciplina se logra.

Cuando somos capaces de ver nuestro “pasado”, observándolo ya como espectadores, “desde fuera”, ya sin involucrar los sentimientos y vivencias que sucedieron en ese entonces, vemos objetivamente todos nuestros tropiezos, aciertos y fallas. Ya no hay dolor, sólo aprendizaje.

Sólo entonces nos damos cuenta que siempre estuvimos en escena. Que siempre jugamos un rol. Aunque a veces nos lo creímos. Hoy a la distancia, ya no duele más.

Pero sólo hasta hoy cobramos conciencia de que existir es simplemente Ser, sin pasado ni futuro. Vivir en el eterno presente. La luz no conoce la oscuridad. Para el Ahora no hay ayer ni mañana.

Estamos entrando a la nueva dimensión del no-tiempo lineal. ¿Lo ves? Tu camino sí te ha traído hasta aquí. No había que apresurar el paso, ni desandar lo andado. Todo camino confluye, antes o después, hacia el origen: hacia la Luz.

Vas hacia la Luz, no te detengas ni te distraigas, sigue tu camino hijo mío –concluyó esa tarde el maestro.

Elvira G.

6 comentarios:

Eduardo Borrello dijo...

Elvira querida:

¡No sabés la alegría que me dan tus palabras! (las de tu blog, que me parece una joyita, por lo qué decís y cómo lo decís).

Es un placer encontrar gente que escriba bien en estos tiempos de velocidad creciente y estructuras caídas. Pero aún sabiendo que las lenguas son vivas y evolucionan por su uso cotidiano, es muy placentero leer una oración correcta y encontrar contenidos de calidad en lo que se lee.

¡Gracias por tus Gracias! Mi trabajo también es pequeño en cantidad pero sé que es de buena calidad; porque me gusta ofrecer a mis invitados lo mejor que tenga en la alacena.

Con tu permiso, voy a linkear tu blog a mi sección de LINKS, ya que quiero compartir tu trabajo con mis invitados.

El LINK directo es: http://www.evolucionarios.tv/?page_id=42

Y hay mucho mas por ver en Evolucionarios.TV. Por ejemplo a JULIO PAGANO, buen amigo y que veo que lo tenès en tus escritos... http://www.evolucionarios.tv/?p=2202

Le hice un reportaje cuando todos estuvimos en Alma Guacha, La Cumbre, Córdoba en Argentina. Allì y entonces, Santiago Pando (Creer es Crear, que también está en Evolucionarios http://www.evolucionarios.tv/?p=1698).

Pronto comenzaré a dar un taller de conexiòn con Dios. Te lo haré saber cuando lo tenga listo.

Nos mantenemos en contacto!

Te abrazo,
en la Luz,
Eduardo Borrello
www.evolucionarios.tv

Fael·lo dijo...

Todos antes o después conseguimos "ver la luz". Hay algunos que a muy temprana edad ya son conscientes, y otros que tienen que esperar al final de sus vidas, pero todos finalmente "llegamos".

Cada uno por su propio camino, cada uno con su velocidad.

Un abrazo Elvira G.!

Luz del Alma dijo...

Gracias Elvira. Hacemos el camino, aquí y ahora. En un instante se junta pasado y futuro, creando el único posible, el presente.
Y a ese camino lo transitamos solos, solos con nosotros mismos, llevando en nuestro interior todo lo vivido, en todos los tiempos.
Un fuerte abrazo de luz amiga, Mirta

Elvira G. dijo...

Mil gracias por su visita este domingo!

A Eduardo Borrello: agradezco que mis palabras pasen el "exámen de la redacción"... ¡pero más aún que el contenido de los mensajes te resulten significativos!

A Fael-Lo:
Sí, es cierto, aunque a veces no lo parezca, muchos "caminos" se están iluminando y encendiendo hoy en día, cada uno a su paso... cada quien a su debido tiempo!

A Mirta:
"llevando en nuestro interior todo lo vivido, en todos los tiempos..." Bellas palabras que reflejan la nueva vibración del amor universal, en tiempo presente!

¡Que la Luz de la nueva conciencia les acompañe en todo momento!

Un abrazo!

Elvira...

Franco Iglesias R. dijo...

El articulo que Ud. escribió este domingo 18, "SIGUE TU CAMINO.." es muy bueno y me llenÓ de una satisfaccion muy grande el leerlo!
La felicito por compartirnos esas inspiraciones llenas de sabiduria, y agradezco también el seleccionar esa foto tan bella.

En buena hora!
FI

Elvira G. dijo...

Sr. Franco Carusso Iglesias:
Muy honrada me siento con su visita... Igual para usted, que la Luz ilumine toda la vida, el escenario de sus días.
Elvira G.